domingo, 8 de febrero de 2009

Las lesbianas extremeñas ya podemos tener hijos biológicos en pareja


Se terminó la época de las imprecisiones, las lagunas legales y la incertidumbre sobre qué pasará con sus niños si a alguna de las dos le sucede algo. A través de una donación de ovocitos, entre las parejas legalmente casadas, una se convertirá en madre genética y la otra en gestante ayudadas por técnicas de reproducción asistida. Ambas podrán ser madres biológicas de sus hijos comunes. Una de ellas será la progenitora genética y la otra, la gestante.

Todo ello al amparo de la ley que permite el matrimonio homosexual en España y de una revisión de la de reproducción asistida, después de que el pasado diciembre un comité de expertos avalara la donación de óvulos en las parejas de mujeres homosexuales.

Ana Paredes Martín, homosexual y coordinadora del Foro Extremeño por la Diversidad Afectivo Sexual, considera que el paso es un logro y un salto adelante en la lucha por la igualdad. "Era muy importante que se revisase el contenido de la normativa para garantizar los derechos de las mujeres bisexuales y homosexuales en este campo. El hecho de que se nos vaya a permitir ser madres biológicas en pareja es trascendente. Considero que es necesario que se revise la ley, porque el lenguaje no está adaptado a lo establecido en la de matrimonios homosexuales. Existe una laguna que hay que solventar".

Desde el Centro Extremeño de Reproducción Asistida (CERA), su director Francisco García Malpartida considera que ni siquiera sería necesario cambiar la legalidad vigente. "Éste es un tema muy delicado. Antes de que se legalizaran los matrimonios entre personas del mismo sexo, hemos tenido parejas de lesbianas que nos han pedido que les permitiéramos que una de las integrantes de la pareja fuera la donante del ovocito y la otra la receptora. Sin embargo, no podíamos hacerlo porque se violaba una de las premisas de la donación, y es que tiene que ser anónima. La diferencia empieza cuando están legalmente casadas o inscritas en el registro de parejas de hecho, porque entonces ya no se trata de una donación, sino del uso de los gametos dentro de la propia pareja, igual que en una heterosexual. No se considera donación que el marido le de el esperma a su mujer, de manera que ni siquiera sería necesario cambiar nada".

Este especialista, al frente de la unidad dependiente del SES desde hace 4 años, apunta que en alguna ocasión se han visto en la obligación de realizar alguna consulta a la asesoría jurídica "porque no teníamos muy claro qué hacer en el caso particular de las parejas homosexuales, cuando todavía estaba vigente la anterior ley de reproducción".

La invisibilidad de nuestro colectivo en la sociedad extremeña nos convierte en "rara avis" incluso a la hora de disfrutar de un derecho tan esperado como la posibilidad de compartir la maternidad biológica.

Desde el servicio Plural de la Fundación Triángulo de Extremadura, Pablo Cantero explica que los pilares de la socialización y la sexualidad en Extremadura han sido y siguen siendo a día de hoy masculinos y heterosexuales, y esto dificulta la visibilidad y la integración de los homosexuales, más todavía si son mujeres. Son las conclusiones del estudio Necesidad y bienestar de las mujeres lesbianas en el medio rural para el que se analizó la experiencia de 40 mujeres que viven en zonas rurales de la región.

Ana Paredes Martín interpreta estos datos: "La invisibilidad de las lesbianas y de las mujeres bisexuales en Extremadura es enorme, mucho mayor que en otras comunidades autónomas, por el hecho de vivir en un medio rural. Estas mujeres se enfrentan cada día al miedo, al desprecio de la gente y de sus propias familias, a la dificultad de no encontrar trabajo o a un despido. Las lesbianas le plantan cara a un doble obstáculo en la región: su condición sexual y su género, y eso les resta independencia. Si analizas los datos del paro en la región, la mayoría son mujeres, de manera que una unidad familiar integrada por féminas difícilmente se puede permitir el lujo de perder su trabajo por asumir públicamente su identidad sexual".

Una estimación calcula que de las 50 pacientes extremeñas que han optado, desde la apertura del centro extremeño, por intentar ser madres sin compañeros, un 30% son homosexuales, aunque el porcentaje de quienes asumen públicamente su condición es mucho más inferior.

Los requisitos que se les suelen exigir a estas madres son los mismos que a todas las demás. Tienen que ser mayores de 18 y menores de 40, porque por encima de esa edad las posibilidades de éxitoson bajas. La mayoría de las lesbianas no necesitan recurrir a la fecundación in vitro para quedarse embarazadas, y la inseminación artificial resulta más que suficiente, por lo que resulta menos costoso.

El semen tampoco suele ser demasiado caro. El precio oscila entre los 300 y los 1500 euros. Este importe no está, de momento, subvencionado por el Servicio Extremeño de Salud. "En mi opinión personal, esto debería cambiar. Igual que financiamos un trasplante renal, deberíamos hacer lo propio con esto", observa García Malpartida.

Las puertas de la Ley y de la ciencia están abiertas, aunque las de la mente de muchos extremeños continúen cerradas.

13 comentarios:

lesvi's dijo...

Me he emocionao y tó... ¿Cuándo decías que nos casábamos, vecinita?

la vecina del quinto dijo...

Ejem, ¿cuando se lo digas a tus padres?

lesvi's dijo...

...

^lunatika que entiende^ dijo...

Yo la leí algo sobre esto hace unos meses en un periódico que me trajo mi novia. Nos emocionamos y todo...
Pero, claro, con la crisis y los problmas económicos que nos rodean, me veo con 40 años y sin poder ser madre...
En fin...

Nones dijo...

Jajaja levi´s, buena respuesta :p

Chapeau por Extremadura!

plumas dijo...

¡Qué bien!.
Ésto si que es una buena noticia.
Ahora a ponerse serias con la hucha pal bebé, jajaja.

nora dijo...

Buenas noticias, por fin!!

ana dijo...

enhorabuena a todas!!! polibollita, el sueño de mi clínica está aun más cerca! muajajajaja

PD: os haré precio especial

lesvi's dijo...

Ana: ¡móntala rápido! ¡CORRE!

Jennifer Santander dijo...

la gestante no es madre biologica, no es lo mismo,seria madre biologica si insertaran el material genetico de su ovocito en el otro ovocito y así se completaran los 46 cromosos y después se insertara ese ovulo en cualquiera de los dos uteros ahi serian madres biologicas las dos, la gestante de este caso no aporta información genetica asi que no tiene nada de madre biologica

lesvi's dijo...

Desgraciadamente, la captación del material genético de un óvulo para su posterior inserción en otro aún no es viable -ni legal-.

Cierto es que sólo una de las madres aportará el material genético, sí, por lo que no hay duda de que la madre que contribuye con sus 23 cromosomas, es madre biológica.

La otra madre no aportará DNA, efectivamente. Pero será la encargada de nutrir al embrión y de gestarlo durante 9 meses de su vida. Y si la nutrición, la gestación y la morfogénesis no son Biología...

Por si eso fuera poco, además lo parirá.

El niño verá a sus dos madres cuando se mire al espejo: a la genética por la similitud de sus rasgos, a la gestante porque siempre le quedará el ombligo.

Anónimo dijo...

Despúes de leer este articulo me surgen varias dudas y no se si alguien podria ayudarme.
Es cierto que si estas casada con tu pareja tienen derecho a poder donarte su ovulo para ser madre?
Y si no estas casada...?
Después de buscar mucha info por esta vía, encuentro este blog y no se si podeis solucionar o aclarar mis dudas.
Somos dos chicas que queremos ser madres de esta forma y no sabemos a donde acudir.
Nos sentimos engañadas con nuestros médico y abogados.
Un saludo y muchas gracias.

lesvi's dijo...

Anónimas:

Según este artículo, si estáis casadas una podría donar el ovocito a la otra, siendo las dos madres a efectos legales: una sería la que cede la genética con el óvulo fecundado y la otra la que lo gesta.

Si no estáis casadas ésto no se podría llevar a cabo. Es exactamente lo mismo que ocurre con las parejas heterosexuales: en un matrimonio el hombre dona el esperma con el que se fecundará el ovocito de la mujer. En caso de no estar casados esto no es factible porque uno de los requisitos para que se pueda realizar la reproducción asistida, es que el donante de esperma sea anónimo para la mujer que lleva a cabo el tratamiento.

¿Sóis de Extremadura? Lo digo porque en este caso, en realidad son las Comunidades Autónomas las que tienen competencia para autorizar o no este tipo de fecundación.

¡Mucha suerte chicas!

Badabollo Productions

Loading...