lunes, 16 de febrero de 2009

Fucking Villårribå!!

Este fin de semana, la vecina y yo hemos decidido refugiarnos en Villabajo. Qué bien se está en Villabajo, sí: tranquilo, soleado, con bolleras por todas partes... ¡Ains! Y es que esa ciudad conecta mi radar ausente, que despierta de su letargo en cuanto aterrizo, con sonidos de alarmas nucleares.

Así pues, agarraítas de la mano vamos paseando, mientras nuestras fosas nasales se deleitan con aromas de fritangas y otras delicias culinarias, al mismo tiempo que el paladar ya saborea el fresquito de la cerveza y el tinto de verano. Nos paramos en un kiosco de prensa mientras esperamos, cual ave de rapiña, la liberación de alguna mesita cuca en la terracita. Y de repente, ¡ALTO!: un cartón colorido se queda con toda mi atención. No puede ser. ¡Oh, sí, nena! ¡OH, SÍ!. Como quien no quiere la cosa, doy un tironcito del cartón y... ¡voilá!

-Saca el monedero, maripuri, que nos lo llevamos puesto.

Y es que resulta que, de casualidad, nos encontramos con la primera entrega de la "Colección Pride". Indagando un poco por la red descubrimos Pride Films, la primera distribuidora española dedicada al cine de temática gay-lésbica, que tiene la maravillosa intención de poner a nuestra disposición varias películas de renombre y, además, de estrenar al menos dos títulos al año. Olé.



Por si alguien está interesado en la colección (¡cada 15 días en tu kiosco!), comentaré que los dos primeros títulos han sido "Fucking Amal" y "El banquete de boda". En la próxima entrega encontraremos "Priest" y "Mysterious Skin -oscura inocencia-" y que algunos títulos que podremos tener en nuestras colecciones serán "Cachorro", "Salir del Armario", "You I love" o "Adiós a mi concubina", entre otros.

Yo estoy bastante contentilla, la verdad. Y ya no por aumentar nuestra colección de DVDs originales de temática, no, sino por haberme encontrado el pastel en un kiosco cualquiera, de una ciudad cualquiera, a disposición de una persona cualquiera. A ver si así a más de uno (y de una) le pica la curiosidad, se compra un DVD, se lo pone a escondidas en su casa y descubre, con sorpresa, que una película de temática lésbica no es una película porno donde sólo se ven a dos (o tres, o cuatro) rubias de bote con unas peras 100% silicona metiendose objetos de diversos tamaños y texturas por orificios insospechados...



5 comentarios:

la vecina del quinto dijo...

(Esta noche empiezo la sesión con la primera peli, jijiji)

¡Ay, frikibollo! ¡Con los planes tan estupendos que habíamos hecho nosotras de cine-fórum!

En fin, habrá que dejarlo para el veranito...

frikibollo dijo...

Ya ves...¡¡Se nos esta acumulando el trabajo!!;)

Hace un par de semanas vimos el fasciculo en un lugar cuanto menos particular, ¡en el kiosko del Infanta Cristina!jaja, un par de dias mas tarde pasamos otra vez por delante y ya no estaba.

Yo es que la de Fucking amal en un momento de frikada total me la compre en el Corte Ingles por una cantidad que no recuerdo, pero que creo que hoy por hoy ¡¡no me habria gastado ni de coña!!

Mira que tengo pocas originales joe, pues justo esa la tienen que poner en el fasciculoooooooo.

^lunatika que entiende^ dijo...

Jo, qué alegría!
Por fin salen del inframundo los DVD!

LesGroNoma dijo...

Ays yo vi ese cartel medio tapado con otro en el quiosco de mi barrio pero no me atreví a preguntarle y descarté la idea de un coleccionable de cine gay... ¿¡¡jo pero entonces ya voy retraso!!? juuu...

lesvi's dijo...

Querida LesGroNoma: yo ya he visto a la venta la segunda entrga, je, je. Muy a mi pesar, decubrí revisando todos los futuros títulos que excepto Fucking Amal eran de temática gay: no ví nada les. Así que como suele pasar con coleccionables, festivales, etc., nuestro gozo en un pozo. ¡Como si no hubiera un infinitésimo listado de películas "B"!

Gñññ...

Badabollo Productions

Loading...