martes, 19 de octubre de 2010

Amores Revueltos III

Aquí estoy de nuevo, tratando de ponerme al día con mis bollo series después de tener esto un poco abandonado por mil y un motivos. Hace ya tiempo que la historia de Ana y Teresa llegó a su fin, las que ya hayáis visto como terminó todo no se lo que os habrá parecido, a mí desde luego me dejo bastante tibia, la historia prometía mucho y pienso que los guionistas se han echado un poco atrás por miedo, supongo, a traumatizar a las pobres abuelitas. Pero bueno, no adelantemos acontecimientos que aún queda mucho por contar.

Haciendo memoria, os recuerdo que nos quedamos en el momento besazo en la tienda en el que Teresa se lanza, literalmente, a comerle los morros a Ana, tras esto tienen una conversación bastante relevante en la que Ana le dice a la una embarazadísima Teresa las cosas bien claritas.

Tras esto, tenemos el momento rosquilla, que desde luego no tiene desperdicio. Ana ha ido a visitar a Alfonso a la clínica en la que está a ver si lo encarrilan y como buena esposa va a informar a la familia de su maridito de como lo ha encontrado. Entonces vemos cómo Teresa está totalmente desatada, vamos, que si no fuera porque su madre está presente se tiraba sobre Ana y la poseía allí mismo en el sofá... pero esta escena es mejor verla que contarla.



Desde luego, éste es un vídeo de lo más revelador; tenemos por un lado a una Teresa que babea por Ana, y a una Ana que confiesa claramente que está enamorada de Teresa, pero anda que no le tienen que pasar aún cosas a éstas, no sé yo si con un solo post me dará para terminar la historia.

Tras esto, Teresa decide dar el paso y reconciliarse oficialmente con Ana, va a visitarla a los almacenes y firman la paz, acompañada de miraditas que dicen bastante de la situación en la que se encuentran (mirar el vídeo a partir de minuto 2.00).



Bueno, vamos a ir acelerando un poco la historia, ya las tenemos reconciliadas pero se masca la tragedia, porque no olvidemos que esto es una novela y no se puede disfrutar a gusto de los momentos felices y para joder la marrana ya tenemos a Alfonsito, más colgado que nunca, que abandona la clínica y la lía parda. Aún así, la lerda de Teresa sigue empeñada en reconciliar a su hermano y su cuñada, aun sabiendo que ha llegado al punto de violarla, y en uno se sus intentos de unirlos, la cosa sale mal y ella acaba rodando por las escaleras. Consecuencia de todo esto es que pierde a su hijo y Alfonso, que estaba muy ilusionado con la llegada de su sobrino, se marcha con la moto y tiene un fatal accidente en el que fallece.

Tras todo esto y sin tiempo para digerirlo, la novela hace un salto temporal de unos dos meses. Teresa y Héctor esta sumidos en una crisis desde que perdieron a su hijo y Ana acaba de descubrir que estaá embarazada fruto de la violación de Alfonso. Ella reniega de este hijo, hasta que Teresa le dice que siga adelante con el embarazo porque ella estará a su lado siempre ayudándola y cuidándola y claro, para un corazón enamorado esa es motivación suficiente para traer al mundo al crío.



A todo esto, Alfonso en su testamento dejaba una suma importante de dinero a su sobrino, que pasa a manos de Teresa, ocasión que aprovecha Ana, que es muy lista, para proponerle que se fusionen y sean socias, la cosa es tenerla cerquita... Y así hacen, aún con los recelos de Héctor, se hacen socias, comparten despacho y confidencias, vuelven a ser las amigas que eran, pero claro, con esa tensión sexual no resuelta que cada vez se hace más patente, y más aún cuando el matrimonio feliz ya no es tan feliz.



Héctor empieza a sentirse herido en su orgullo de macho ibérico, su mujer no hace mas que trabajar y lo que es peor, cobra MUCHO más que él, lo cual no hace sino cabrearlo más y más, además comienza a pensar que su mujer le es infiel con otro hombre (iluso...).

En uno de sus prontos, Héctor se pone bastante violento y Teresa se refugia en casa de Ana y justo en ese momento, ocurre esto...



No me digáis que no dan ganas de abofetear a Teresa, Ana abriéndole el corazón y diciéndole cosas preciosa y ella, como siempre, jodiendo el momento. Eso sí, yo siempre diré que no concuerda nada lo que dice con lo que hace, le dice que esta confundida pero a la vez no para de hacerle ojitos y acariciarla... eso tiene un nombre, se llama miedo.

Logicamente y como pasa siempre, después de una noche de pasión, pues nada, a hacer como si lo ocurrido hubiera sido un espejismo y a seguir con la vida normal.

Hasta que en un momento en el Héctor se pira en uno de sus cabreos, Teresa vuelve a refugiarse en Ana, que a su regreso después de un viaje se encuentra con este recibimiento.



Ahh, pero Héctor no estaba de viaje, estaba empeñado en pillar a Teresa con su amante masculino y vaya si la pillo, no hay mas que ver su cara de flipao.

Evidentemente tras esto pues todo va de mal en peor, Héctor no puede soportar que su mujer se acueste con su cuñada, la obliga a dejar el trabajo y por supuesto a dejar de ver a Ana. Teresa entra en un estado de pseudocatatonia, que he de reconocer que me encanta porque las frescas que le suelta a Héctor no tienen desperdicio.

Ana, que no puede soportar la separación, va a ver a Teresa, que no la deja entrar y hablan a través de la puerta. Esta escena me encanta y creo que es la clave para entender que es lo que Teresa realmente siente.



La cosa sigue así hasta que otra desgracia se va fraguando, Ana tiene riesgo de aborto, le mandan reposar en casa y Teresa no se lo piensa dos veces y pasa de las prohibiciones impuestas por su marido para ir a cuidar a su cuñada, quedándose incluso a vivir con ella, como podéis suponer es el principio del fin del matrimonio, aunque aun queda tela por cortar.

Ana (que está convencida de que su "amiga" acabara por volver con su marido) le propone a Teresa que se vayan a vivir a Santander, a una casa que tiene su familia para poder hacer vida tranquila y descansar, ésta acepta la idea de buen grado pero le dice a Ana que desea ser ella misma la que se lo cuente a Héctor.

Y así hace, va a la que era su casa y se encuentra a un Héctor cariñoso, arrepentido de su agresividad y hasta comprensivo. Entonces ocurre lo inexplicable, Teresa practicamente se tira encima de él, Héctor se resiste porque no quiere sufrir más, pero al final acaban en la cama (yo no entiendo naaada de naaada). Tras este sinsentido, tienen una larga conversación en la que se sinceran, es como si Teresa necesitara la aprobación de Héctor para irse con Ana y como ante todo es un caballero, cornudo, pero caballero, le da su bendición, le dice que prefiere que se vaya con ella y le eche de menos, a que se quede con él y eche de menos a Ana.

Total que tras esto tenemos la escena final, la que tanto tiempo llevabamos esperando, el gran momento, que se reduce a esto.



Sí, acaban juntas como habían prometido, pero sigue sin convencerme. Realmente sobraba que, justo antes de irse con su supuesto amor, se tirara a los brazos de Héctor pero, en fin, para gustos los colores, yo me quedo con que las actrices me han convencido bastante y nos han dejado escenas muy bonitas y lo mejor de todo... ¡¡las han visto todas las abuelas de España!!

Para ver mas acerca de esta historia, visitar los canales de youtube de malexita y lessscarolll para ver sus geniales resúmenes.

5 comentarios:

la vecina del quinto dijo...

Así son las cosas, y así se las hemos contado. ;)

Sigo sin entender muy bien la mente de Teresa después de la última escenita con Héctor.

WTF?!?

mafalda dijo...

yo el final no lo entiendo. ¿Se va para siempre? ¿es un ...continuará...?¿lo dejan así para que el que quiera crea qeu vuelve y el que no quiera piense que se queda para siempre?

¿Crees de verdad que después de toooodo lo que ha pasado las abuelas se van a asustar?

(frikibollo te hemos echado de menos :)

puntos suspensivos.. dijo...

Y yo que lo veia con mi madre..jajajajajajaja!!y mi hermana haicendole pregusntas a mi madre..y yo mas emocionainaa jajaja!!mi abuela pensara q son dos amigas que duermen desnudas y yasta jajajaj..

fdo: la lisboeta

lesvi's dijo...

¡¡Jajaja!! ¡Qué alegría, frikibollo!

Desde luego, con este resumen, ¿quién necesita ver la novela entera? ;)

Hormiga dijo...

Dramón en toda regla, eso sí, son más sosas que chupar un palo. Y un culebrón de la tele pública, qué esperábais? Pues final insulso y hasta luego lucas! Queremos besos con lengua en tiempos revueltos!

Badabollo Productions

Loading...